Sexo anal para pasar el rato y de paso estrenar mi culo

Sexo anal para pasar el rato y estrenar mi culo

No teníamos nada que hacer, así que mi chico y yo acabamos retozando en el sofá. Yo andaba más juguetona de lo normal, tanto que al final decidí probar el sexo anal por primera vez. Él estaba encantado con la idea y cuando tuvo mi trasero a tiro, no se lo pensó dos veces y me la metió hasta el fondo, haciéndome experimentar mi primera enculada y gozando de ello como animales en el salón de casa.