La nueva sirvienta se quedó asombrada al ver su pollón

Nueva sirvienta se queda asombrada con su pollón

Tras contratarla para que limpie la casa y de vez en cuando haga de comer, la joven sirvienta se dispone a pasar un poco la fregona por la cocina, mientras él se tumba en la cama para descansar de tanto curro. Al poco rato la jovencita se mete en su cuarto y sin esperárselo, acaba viéndole el pedazo de rabo que asoma por sus calzoncillos. Era demasiada tentación para una chica virgen, así que se quitó la ropa y terminó gozándolo en su coño, despertándole para que le diera duro sobre el colchón.