La joven sirvienta dejó que su jefe estrenase su chochito

La sirvienta dejó que su jefe la estrenase

Tras buscar varios trabajos, esta pelirroja encontró uno como sirvienta en una gran mansión, donde la verdad es que le pagaban muy bien. Decidió aceptarlo e hizo lo posible por conservarlo todo lo posible, complaciendo a su jefe en todo lo que le pedía. Por eso, cuando entre los dos surgió una chispa especial, no tardó en quitarse la ropa a pesar de ser aun virgen, dejándole estrenar su coño a pollazos sobre el sofá del salón.