Tengo el culo para que me lo taladren

Culo para ser taladrado

Hay veces en la vida que es mejor actuar sin pensar. Yo estaba todos los dias dandole vueltas a lo de estrenarme en el sexo anal, pero no me atrevía. Un día decidí probar a pajearme el ojete con mi consolador y me estaba encantando. Entonces apareció mi novio y le dije que rematara la faena taladrando mi culo. Y la verdad es que al final, he descubierto que no solo me encanta, sino que además se me da de lujo ser enculada.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *