Un masaje de polla para su coño asiático

Masaje y estreno para la asiática

No es la primera vez que me toca hacer un masaje a una chica sexy, pero si que es la primera asiática que entra en mi consulta. Era una pequeña japonesa, muy joven y muy sexy, la cual quería probar a relajarse con cremitas. Los estudios la tienen muy estresada, por eso quería mis manos sobre ella para serenarse. Pero yo no podía evitar fijarme en su cuerpazo y mi polla se puso dura como una piedra, algo que la chavala notó. Y como es virgen y curiosa, quiso echar mano de ella, acabando la sesión con mi polla desvirgando su chochito oriental sobre la mesa.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *