Una cubana ardiente que me dejó seco

Cubana ardiente y fogosa

Tras una fiesta con mis amigos, conocí a una cubana ardiente y muy simpática, a la cual decidí un día invitar a mi piso. La chica quiso jugar un rato con la consola, pero pronto buscó tener otra cosa entre las manos. Se abalanzó sobre mí y me pidió sexo, ya que por lo visto, jamás ha estado con un chico. Así que le seguí la corriente y terminamos sobre la cama, donde pude comprobar que esta latina se mueve como nadie.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *