Universitaria se desata con el tatuador en la residencia

Universitaria se desata con el tatuador

El compañero de habitación de esta universitaria llamó a un tatuador, para que le hiciese un nuevo dibujito en su cuarto. Pero durante un rato, el tipo y la rubia se quedaron a solas y al parecer, a la jovencita le llamó mucho la atención y sobre todo esa pinta de malote que llevaba encima. Ella aun era virgen y pensó en que era el chico adecuado para estrenarse, pidiéndole sexo y gozando del polvazo bestial que le acabó metiendo.