Vestida de colegiala no hay chico que se me resista

Vestida de colegiala nadie se me resiste

Desde que conocí al amigo de mi hermano, me empeñé en seducirle y no sabía muy bien que hacer para llamar su atención. Es mayor que yo, justo lo que necesito para estrenar mi coño de una vez en el sexo. Así que para conseguirlo, me visto de colegiala sexy y cuando me ve con esa falda, logro ponérsela dura al instante, para luego echar juntos un buen polvo en el salón en el que desvirgó mi chochito.