Ya iba siendo hora de mi desvirgada vaginal

La desvirgada vaginal al fin llegó

Llevo un tiempo saliendo con él y la verdad es que, por miedo, le he dado largas a lo de tener sexo. El problema es que soy virgen y no quiero que mi desvirgada sea dolorosa ni algo traumático. Pero era algo que más tarde o más temprano, tenía que llegar. Así que en nuestra última cita, le dejé probar mi coño depilado y, aunque por momentos fue molesto, acabé gozando cada vez que me empotraba.

          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *