Acabé temblando en mi primera follada


Tras alargar mi estreno en el sexo, una tarde no pude más y quise experimentar una buena follada con el cachas de mi chico. Él quiso darme placer y conseguir que no olvidase la experiencia, así que se empleó a fondo y sin duda, logró su objetivo. Primero me comió el coño y logró provocarme orgasmos que me dejaron temblando. Pero después, fue su pollón el que me llevó al éxtasis, estrenando mi chochito como debe de ser.