Corrida para mi chochito virgen


Al fin me sentí preparada para probar el sexo y quise que mi chochito probase la polla de mi novio bien a fondo. Él llevaba tiempo como loco por follarme y, cuando le dí vía libre, se empleó a fondo en mi desvirgada. La verdad es que disfruté de lo lindo con la experiencia, a pesar de que cuando estábamos a punto de acabar, mi chico no pudo aguantar y terminó rellenando mi coño con su corrida, que me lo dejó calentito y rebosando lefa.