Dejó la piruleta ya que prefirió meterse en la boca su rabo

Deja la piruleta para meterse su boca

Llevaba tiempo tras un amigo y después de quedar en su casa, esta rubia tuvo claro lo que hacer. Empezó a juguetear y a seducirle chupando una piruleta, una imagen en la que sin duda el chaval se fijó y mucho. Poco a poco el ambiente se fue caldeando y aunque la rubia aun no había probado polla, se atrevió a hacerlo y se la llevó a la boca, antes de ponerse a cuatro patas en el sofá.