Desayuno y sexo anal en la cocina


Quise comenzar el día con mi chico y fui a verle a su piso para desayunar, antes de irnos a la universidad. Pero en la cocina, los dos terminamos muy cachondos y terminamos follando duro para empezar la jornada. Lo que jamás pensé, es que terminaría con su polla en mi culo, en una sesión de sexo anal que fue la primera de mi vida y que al final, dejó mi trasero algo dolorido, pero muy satisfecho.