Categoría: Desvirgadas Anal

Jovencita alemana deja que su chico estrene su culo

Alemana deja que su chico estrene su culo

Esta joven alemana de apenas 19 años tiene una sorpresita para su chico, al cual recibe en su piso con su lencería más sexy. Estaba claro que quería sexo, pero iba a ser el clásico polvo casero, ya que la chavala deseaba estrenar su culo. Jamás había practicado sexo anal, pero tras probar juguetes por detrás, se sintió preparada y al final, le dejó meterle la polla a conciencia sobre la cama.

Desvirgadas Anal

Sexo anal para pasar el rato y de paso estrenar mi culo

Sexo anal para pasar el rato y estrenar mi culo

No teníamos nada que hacer, así que mi chico y yo acabamos retozando en el sofá. Yo andaba más juguetona de lo normal, tanto que al final decidí probar el sexo anal por primera vez. Él estaba encantado con la idea y cuando tuvo mi trasero a tiro, no se lo pensó dos veces y me la metió hasta el fondo, haciéndome experimentar mi primera enculada y gozando de ello como animales en el salón de casa.

Desvirgadas Anal

Estreno mi ojete hasta dilatarlo del todo


No hace mucho que me desvirgué, pero ando con muchas prisas y ganas de experimentar a tope del sexo. Por eso, no dudé en dejarle a mi chico estrenar mi ojete, en lo que acabó siendo mi primera experiencia anal. Me dolió un poco y a ratos fue molesto, pero cuando le cogí el gustillo disfruté y mucho, hasta terminar con mi trasero bien abierto y sintiendo orgasmos mucho más intensos que cuando follo por el coño.

Desvirgadas Anal

Estrena su culo en el desayuno


Aunque aun estaba medio adormilada, esta chica pronto espabiló, sobre todo cuando vio como su novio bajaba del dormitorio con un empalme mañanero bestial. Ambos decidieron aprovecharlo para comenzar el día con sexo, pero ella no esperaba que al masturbarla, fuese a meterle un dedo por el culo. Estaba claro lo que quería hacerle y al final, se dejó llevar y terminó por desvirgar su trasero a pollazo limpio.

Desvirgadas Anal

Universitaria se atreve con una enculada


No solo está muy buena, sino que encima con esas gafas de empollona, esta universitaria desprende un morbo con el que su chico no se puede controlar. Gracias a ello, los polvos con esta jovencita son bestiales y el último que echaron, fue a mucho más. Y es que acabó por pedirle sexo anal por primera vez y, aunque tiene un rabo bien gordo, no dudó en probarlo por su culo virgen y le dejó abrirlo toda la tarde.

Desvirgadas Anal

Creo que el sexo anal me va a gustar


Aun soy muy joven, pero tras ver mucho porno en la red, he sentido curiosidad por probar el sexo anal por primera vez con mi chico. No esperaba que me fuese a gustar y de hecho tenía algo de miedo a que me doliese, pero al final fue todo lo contrario. Disfruté como nunca de esa polla en mi culo y llegué al orgasmo varias veces, así que ahora en mis polvos tengo claro que quiero que me enculen al fondo al menos un ratito.

Desvirgadas Anal

Primera follada anal para la asiática


Como buena chica oriental, esta asiática se muestra tímida y algo cortada con su nuevo ligue, pero pronto va a sorprenderle con una petición de lo más morbosa. Y es que cuando se prepararon para tener sexo, la muy golfa le pidió una follada anal que era la primera de su vida al parecer. Él estaba encantado con dársela y tras empezar a metérsela despacito por detrás, pronto se la fue metiendo más a fondo y con más dureza, hasta dilatar su ojete a pollazos.

Desvirgadas Anal

Primer anal con corrida para mi ojete


Me encanta ir de fiesta y luego, seguir quemando energía por las mañanas en el gimnasio. El ejercicio me sienta de lujo y además, mi cuerpo lo agradece ya que estoy muy en forma. Aunque eso sí, no siempre termino sudando y quemando calorías en la cinta y levantando pesas. EL otro día lo hice de otro modo, tras ver como uno de los entrenadores ligaba conmigo. Le seguí la corriente y terminamos follando, llegando incluso a experimentar mi primer anal y terminando con mi culo relleno de lefa caliente.

Desvirgadas Anal

Dejo que abra mi ojete en el jardín


Con mis padres fuera de casa y a solas con mi chico, podíamos golfear todo lo que quisiéramos por cada habitación. Pero aprovechando que hacía un buen día, nos lo pasamos en el jardín y fue allí donde le pedí que abriese mi ojete. Primero quise que usase un juguetito en mi culo, para ir dilatándolo poco a poco y cuando me sentí preparada, me puse en posición para desvirgar mi culo con su polla gorda que disfruté hasta el fondo.

Desvirgadas Anal

Castigo a la colegiala con una enculada


Tenía que darle unas clases a esta joven colegiala, pero me di cuenta de que andaba distraída dibujando pollas en los papeles, donde debería estar tomando apuntes. La verdad es que me enfadé bastante y como parece que estaba pensando más en sexo que en los estudios, decidí “castigarla”. Ya que solo pensaba en rabos, le acabé dando el mío y encima lo hice por detrás, estrenando su estrecho culito y abriéndoselo a pollazos, mientras la muy golfa gemía con su primer anal.

Desvirgadas Anal