Era el primer polvo de la japonesa y lo disfrutó a lo grande

Era el primer polvo de la japonesa y lo disfrutó

Muchas chicas orientales son bastante clásicas y formales, por lo que en temas de sexo son algo sosas y poco imaginativas. Esta japonesa es uno de esos casos, ya que ha querido esperar a conocer bien a su chico antes de darle a probar su coño virgen. Pero en cuanto se sintió lista, no tardó en saltar sobre la cama e ir a por su rabo, cabalgándolo como una fiera y dejándolo seco con ese primer polvo, hasta llegar al orgasmo varias veces.