Esperaba ansiosa su primera follada


Querían conocerse bien y por eso, alargaron el sexo hasta tener confianza juntos, aunque el hecho de que la chica fuese virgen también influyó. Pero llegó un día en el que ninguno de los dos pudo más y finalmente, disfrutaron de esa primera follada. Ella le recibió en el jardín de casa en ropa interior y nada más verla, se puso tan cachondo que tuvieron que buscar un banco cómodo donde cabalgar juntos como animales.