Categoría: Maduras Desvirgadas

La gordita experimenta su primera enculada

Gordita enculada a los 50

La verdad es que estando de compras, no pude fijarme en una madura algo gordita, pero que me transmitía mucho morbo. Decidí ayudarla con las bolsas y, en agradecimiento, me invitó a comer a su casa. Pero una vez allí, acabé desnudándome y enseñándole la polla, para convencerla de tener sexo. Aunque lo que jamás imaginé, es que terminaría dándole por el culo, algo que al parecer, nunca había probado antes esta milf.

Maduras Desvirgadas

Nos ventilamos a una madura francesa

Disfrutamos de una madura francesa

Todos los días coincido en el rellano con una madura francesa que vive en mi edificio. La mujer ya tiene una edad, pero la verdad es que aun tiene un cuerpazo. Tanto charlar con ella sacó el tema del sexo y de hecho, me dijo que estaba loca por experimentar una orgía algún día. Así que tras hablar con unos amigos, los invité a mi piso y entre todos, nos la follamos por turnos, llegando incluso a estrenar su culo, el cual jamás había probado el sexo anal.

Maduras Desvirgadas

Esta ama de casa es una verdadera zorra

Ama de casa en su estreno anal

Para hacer unas pequeñas reformas, esta ama de casa contrata a un mulato y le da las indicaciones correspondientes. Pero cuando estuvo junto a él, la señora no pudo evitar fijarse en su entrepierna, pensando en como debía tener la polla. Por su mente pasó la idea de cumplir una de sus fantasías jamás lograda, el sexo anal. Así que con ese pedazo de polla y su culo virgen, se estrenó por detrás y el mulato abrió su ojete como nunca.

Maduras Desvirgadas

Ya era hora de probar el sexo anal

Sexo anal para mi culo de milf

Después de muchos años y de negativas a mi marido, he decidido probar el sexo anal en mis carnes. Ya era hora de hacerlo, no solo porque mi esposo estaba muy pesado con el tema, sino porque yo también sentía curiosidad por probar dicha experiencia. Así que puse mi culito de milf en posición y me preparé para dejar que mi hombre taladrase mi ojete por primera vez, a cuatro patas y en el suelo del dormitorio.

Maduras Desvirgadas

Un estreno anal tardío para mi culito

Estreno anal muy tardío

He logrado llegar a los 42 años soltera y sin atarme a nadie, pero también con mi culo virgen y sin probar polla. Así que hoy, decido que sea mi estreno anal y para ello, nada mejor que mi follamigo mulato. Le invité a pasar un día de piscina y de sol, para terminar con él en medio del jardín y dejando que penetre mi culito de madura, el cual al fin sabe lo que es sentir un rabo hasta el fondo.

Maduras Desvirgadas

La cincuentona me pidió que la enculase

Cincuentona pide sexo anal

Hace ya algunos años, esta cincuentona llegó a ser un ama de casa normal y corriente, que se mostraba muy formal con todo el mundo. Pero tras divorciarse, se transformó en una autentica diosa del sexo y hoy, he quedado con ella en su casa. Me recibió con un vestido de cuero muy sexy, pidiéndome sexo duro e incluso, se atrevió a practicar sexo anal por primera vez, dejándome perforar su estrecho ojete.

Maduras Desvirgadas

Disfrazada de sirvienta para mi primer anal

De sirvienta y enculada

Nunca me he atrevido a practicar el sexo anal, pero mi marido se ha puesto de pesado y, para complacerle, finalmente decido hacerlo. Pero para que sea un momento especial y memorable, decido añadir picante y me disfrazo de sirvienta sexy, algo que pone su polla muy dura y lista para atravesar mi culito, terminando juntos por gozar de una experiencia que al final, fue una maravilla.

Maduras Desvirgadas

Es mi primera enculada y con un mulato

Primera enculada y con un negro

A mi edad, necesito experiencias nuevas y lo cierto es que en el sexo, hay algunas que he dejado de hacer. Por eso quiero aprovechar el atractivo que me queda para seducir a auténticos sementales como este mulato y disfrutar con ellos de nuevas experiencias. Hoy, experimento la primera enculada de mi vida y además, con la enorme polla de este mulato, que abre mi ojete de un modo jamás pensado para mi.

Maduras Desvirgadas

Anal con mi madre a solas en casa

Anal con mi madre caliente

Al acercarme al salón, vi a mi querida mamá leyendo una revista y vestida solamente con una bata roja. La verdad es que estaba muy sexy y luciendo unas piernas suaves y largas, algo que llamó mi atención. Decidí hacerle compañía, pero pronto acabé empalmado y ella lo notó. Pero en lugar de irse o ruborizarse, quiso aprovechar mi empalme para probar algo que jamás ha hecho: gozar de una enculada. Así que finalmente, termino la tarde teniendo sexo anal con mi madre, la cual goza con mi polla en su culo.

Maduras Desvirgadas

Primer anal mientras masturbo mi coño

Primer anal y placer vaginal

La vida son dos días como quien dice y yo, a mis 42 años, quiero vivirla a tope y sobre todo disfrutar del sexo mientras aun me quede atractivo. Por eso, hoy quedo con un chico mucho más joven que yo, el cual me acaba regalando mi primer anal, mientras yo lo disfruto usando un consolador y masturbando mi coño, en lo que fue una simulación de doble penetración, que probablemente pronto acabe probando.

Maduras Desvirgadas