Categoría: Morenas

Rompe sus leggings para meterle su primer pollón

Rompe sus leggings para mterle su primer pollón

Un vecino cachas le ha pedido que le ayude a hacer ejercicio, pero ella al ir a su casa, no ha podido resistirse y termina pajeándose en el sofá pensando en él. La chica aun es virgen, pero está como loca por estrenarse y cuando el vecino la ve tan cachonda, acaba reaccionando. Lo primero que hace es romper sus leggings y con su coño delante, se saca su enorme rabo y estrena a esa golfilla que termina corriéndose de gusto ante su primer polvo.

Morenas

Joven rusa estrena su coño con un universitario bien dotado

Rusa estrena su coño con un universitario

Hace poco salió de fiesta y durante la noche, esta guapa rusa conoció a un chico mayor que ella y con el que congenió. Empezaron a salir pero no llegaba la hora de follar, ya que la chavala aun era virgen y no estaba preparada. Pero cuando al fin sintió que era la hora del sexo, se entregó a fondo y en su cuarto, dejó que le metiese la polla a conciencia y logró disfrutar de su primera vez a base de gemidos.

Morenas

Follada casera para estrenar mi coño


Les dije a mis padres que me iba a quedar a estudiar con un amigo, pero era una excusa para enrollarnos juntos en mi cuarto en cuanto no estuviesen. El principio era lo único que íbamos a hacer, pero la cosa pasó a mayores y al final, experimenté mi primera follada casera. Jamás me habían metido una polla, pero me gustó tanto que lo hiciese que ya solo pienso en volver a repetirlo.

Morenas

Mi primera vez fue en un trío casero


Quien me iba a decir a mi que, el día que iba a desvirgar al fin mi coño, tendría dos rabos para hacerlo. Y es que al final, terminé por estrenarme en un trío casero, gracias a dos amigos de la facultad bien dotados que se turnaron para penetrarme el coño. Me lo pasé en grande con ellos y gemí de lo lindo mientras se iban cambiando, probando dos pollas bien duras que me dejaron el chochito muy mojado.

Morenas

Despierta que quiero probar el sexo


De vez en cuando, en casa se quedan a dormir algunos de los amigos de mi hermano, tras salir de fiesta la noche anterior y terminar resacosos. Así que una mañana y con unas ganas locas de probar el sexo de una vez, me colé entre las sábanas mientras uno de ellos dormía y le comí la polla. Le desperté y se quedó de piedra al ver lo que le estaba haciendo, siguiéndome el juego hasta complacer mis deseos de estrenarme.

Morenas

Colegiala posa antes de estrenar su coño


Tras quedar para estudiar, esta colegiala quiso relajarse un rato en el sofá y al verla tan sexy, su compañero de casa quiso dibujarla. Ella empezó a posar, pero de repente fue subiéndose la falda para enseñarle sus largas piernas. El chico acabó cachondo perdido, momento ideal para que ella pudiese estrenarse al fin en el sexo. De hecho, se lanzó a por su rabo como una loca desesperada, hasta terminar follándoselo sin sus padres cerca para que nadie los pillase.

Morenas

La animadora acaba probando mi polla


Cada vez que hay un partido, me fijo en una animadora muy guapa y llena de piercings, algo que me da un morbo brutal. Un día decidí invitarla a mi casa, para tomarnos unas cervecitas y conocernos mejor. Pero ella sabía que me la quería follar y como aun era virgen, no estaba por la labor. Por suerte, mi insistencia y el alcohol hicieron efecto en ella y al final, logré mi objetivo, bajándole les bragas en mi cuarto y estrenándola en el sexo a lo bestia.

Morenas

Al final el sexo fue lo que la relajó


Tras leer mucho sobre meditación y demás, esta morena ha querido probarlo para inhibirse de sus deseos y abstenerse del sexo, además de conseguir así relajarse cuando esté tensa. Pero al final, parece que no conseguía su objetivo, así que le pidió a un amigo de su hermano que le diese un masaje. Ahora si que estaba disfrutando, pero al mismo tiempo estaba poniéndose cachonda hasta que al final, no pudo reprimir sus instintos y acabó por estrenarse con él, en una follada de lo más relajante.

Morenas

Es guapa y dulce, pero también una golfa


Hace poco conocí a una jovencita preciosa y muy dulce, con unas coletas muy monas y una pinta de ser muy inocente. La chica lo tenia todo y parecía que yo le gustaba, aunque también dio la sensación de que era de las que quería ir poco a poco… nada más lejos de la realidad. Y es que en la primera cita, ya quiso meterse en mi cama ya que aun no había probado el sexo y en cuanto surgió la oportunidad, me dejó probar su chochito y estrenarlo con dureza, demostrando lo golfa que puede llegar a ser.

Morenas

Pago mi delito con mi virginidad


No se que fue lo que me pasó en la tienda, pero no pude evitar robar un par de artículos y metérmelos en el bolso. El problema es que las cámaras de seguridad me acabaron pillando y terminé en una sala a solas con el guardia de seguridad. Me obligó a desnudarme para registrarme más a fondo y al final, me hizo “pagar” ese delito con un polvo, donde perdí mi virginidad y que terminó por estrenar mi coño por primera vez.

Morenas