Pasa una noche caliente con un chico de lo más cariñoso

Pasa una noche caliente con un chico cariñoso

Con este frío, es complicado hasta andar por la calle y esta chica iba con algo de prisa camino de casa para acabar calentita junto a una estufa. Pero mientras volvía, un desconocido quiso conocerla y empezó a charlar con ella, hasta invitarla a su piso. A ella le gustó el chaval y acabó en su casa, donde primero le ofreció un masaje para después, darle una noche de sexo salvaje donde acabó por estrenarla con un polvazo.