Pequeña rubia se lleva un polvazo bestial en el sofá

Pequeña rubia se estrena en el sofá

Aunque esta pequeña rubia pueda parecer angelical y muy frágil, este chaval no piensa tener piedad de ella en el sofá. Y es que tanto rato a solas con su amigo y flirteando, al final no pudo evitar abrirse de piernas y estrenarse con su rabo. Ella acabó gozando a lo grande, abriéndose de piernas para su rabo y terminando la faena con una corrida facial.