Pillé a la vecina negra tocándose el coño


Necesitaba sal y un par de cosas más para hacer el almuerzo, así que este tipo fue a pedir un poco por el vecindario. Tras tocar la puerta de esta casa, vio que estaba abierta y al entrar, pilló a la joven vecina negra en el sofá, tocando su coño virgen. Se ve que la mulata necesitada rabo y tras verla, él tipo acabó empalmado y ella vio la opción de desvirgarse al fin, abriéndose de piernas para dejarle probar su chochito de ébano.