Su primer polvete fue interracial y junto a la piscina

Su primer polvete fue interracial en la piscina

Tras aceptar la invitación de su chico a probar su piscina, esta mulata quiso agradecérselo entregándole su “flor”. Y es que al parecer hasta ahora no había probado rabo y su primer polvete, iba a acabar siendo con un chico blanco. Para ella fue mejor, ya que los negros tienen unos rabos a los que su coño seguramente no está acostumbrado y aunque el chaval tenía una buena polla, ella la disfrutó intensamente al aire libre.