Soy una sumisa y quiero que me desvirgue


Al contrario que otras chicas que se hacen de rogar, yo quiero estrenar mi coño lo antes posible y una tarde, se lo dejo claro a mi nuevo novio. Aparecí por su casa y me senté a su lado, hasta adoptar el papel de sumisa que tanto me encanta y con el que logré ponérsela muy dura. Dejé que me amordazase y sin piedad, penetró mi chochito latino con su rabo, embistiéndome como un animal hasta dejarme bien satisfecha.