Pedí sexo duro en mi estreno


Aun era virgen pero ya estaba mentalizada para estrenar mi coño el día menos pensado. Estaba pensando en como me gustaría que fuese y al final escogí la opción de hacerlo con sexo duro. Así que una tarde a solas con mi chico, le dejé someterme en el sofá y asumí mi papel de sumisa, hasta terminar en pelotas y comiéndole el rabo, el cual puse a punto y listo para desvirgar mi dulce chochito de un modo bestial.

Rubias

Tailandesa se estrena con una corrida


En un viaje de negocios, este tipo conoció a una joven y guapa tailandesa que buscaba un ricachón con el que pasar un buen rato. La jovencita estaba dispuesta a todo con él y al final, decidió estrenar su chochito oriental con su polla. No aparentó inexperiencia y de hecho, le gustó tanto su primera vez con ese extranjero, que incluso le dejó acabarla con una corrida interna.

Asiáticas

Entrena su culo antes de desvirgarlo


Al fin se atrevió a practicar sexo anal pero, antes de dejar que su chico le metiese el rabo por detrás, esta chica debía poner en forma a su culo. Lo preparó con un enorme consolador, con el que dilató su ojete a tope, para después ponerse en posición y recibir una enculada muy bestia que disfrutó sin problemas.

Desvirgadas Anal

Carol Vega se estrena en la furgoneta


Como necesitaba que alguien la llevase a su casa, la joven Carol Vega hizo autostop y logró que unos desconocidos le ofreciesen su furgoneta. Pero como chica agradecida que es, quiso compensar al menos a uno de ellos y le dijo que fuese al asiento trasero. Ella aun era virgen, pero decidí acabar con eso y echarle un buen polvo con el coche en marcha, cabalgando su rabo como una fiera.

Morenas

Logra espatarrar a la animadora japonesa


Tras llegar de los ensayos, esta animadora japonesa tuvo que ir a casa del vecino, ya que su madre necesitaba sal para hacer el almuerzo. El tipo le dio ese ingrediente encantado de la vida, pero de paso quiso ofrecerle algo más. Ella no sabia que era, pero cuando vio ese vibrador que tenía guardado, se enteró. La chica aun era virgen, pero sentía mucha curiosidad por probarlo y al final, no solo lo hizo sino que incluso se bajó las bragas para dejarse follar por primera vez.

Asiáticas

Pongo a la vecina latina a cuatro patas


El otro día vi como un camión de mudanzas llegaba al barrio, se trataban de nuevos vecinos y ahora, tocaría conocerles a todos. Pero a la primera que conocí, fue a su hija, una guapa mexicana y con cuerpazo que se mostró muy simpática conmigo cuando vino a verme. De hecho, mi vecina latina empezó a acariciarme en el sofá y al final, se me puso a cuatro patas en seguida. Y es que parece que buscaba un chico experimentado que estrenase su coño y lo encontró en mí.

Latinas

La colegiala acabó desnuda en mi despacho


Mientras daba clase, noté como una colegiala alumna mía me ponía unas caras de golfa desde su mesa. Incluso se subía la falda para enseñarme su coño y ya empezaba a ponerme nervioso. Cuando terminé, me fui a mi despacho pero allí, estaba ella en pelotas y abierta de piernas, dispuesta a estrenarse conmigo y a disfrutar del sexo por primera vez, algo a lo que no pude resistirme.

Morenas

Estreno su culo virgen con mucho cariño


Tengo a una novia muy joven, pero la chica es de lo más atrevida en la cama. Le encanta hacer de todo y en el último polvete que echamos, me pidió que estrenase su culo virgen. Eso sí, como era su primera vez con el sexo anal, fue despacito y con cuidado de no hacerle daño, para que su primera experiencia por detrás fuera placentera y la recordara con mucho morbo.

Desvirgadas Anal

Pedazo de colombiana voy a desvirgar


Aun no me creo que esté saliendo con esta preciosa colombiana, una chavala de apenas 18 años que se la ve muy sueltecita. Este bomboncito se metió en mi casa y en la primera cita, ya quería mi rabo, ya que al parecer aun es virgen. Pero desde ya dejará de serlo, ya que con gusto voy a penetrar su chochito y a darle placer con una primera follada de la que ambos disfrutamos.

Latinas

Corrida caliente tras probar el sexo


Al principio estaba algo nerviosa, ya que era mi primera vez y pensaba que no disfrutaría de ese rabo. Pero al final, me gustó mucho la experiencia y la disfruté como una zorrita. Se ve que a mi chico también le gustó, de hecho no pudo controlarse y al final, me metió una corrida interna que dejó mi chochito asiático chorreando lefa.

Asiáticas